Maquillaje

Maquillaje

El maquillaje por la mañana

Denominamos maquillaje de día al que va a lucir a plena luz del día, con una iluminación natural y fuerte que acentúa cualquier color y por ello requiere un maquillaje sencillo, discreto, sin correcciones.

El maquillaje por la tarde

Requiere de dos consideraciones:

  • Época del año:
    Debemos tener en cuenta la longitud de las tareas estivales y lo breves que son las invernales por la dependencia de iluminación eléctrica de éstas últimas. También condiciona la estabilidad del cosmético ya que por efecto del calor puede alterar la plástica así como el tono del rostro, siendo más pálido en invierno y más bronceado en verano.
  • Duración del acontecimiento:
    Debemos tener en cuenta una orientación de lo que puede durar el acto para así poder diferenciar la técnica de maquillaje de día o tarde en la que en este caso, de tarde, se pueden insinuar correcciones en el rostro mediante otra tonalidad del maquillaje de fondo o polvos compactos.

El maquillaje por la noche

Los maquillajes de noche acentúan el color en intensidad y aplicación, utilizando pestañas postizas, delineador, y permite correcciones. El maquillador deberá tener en cuenta que el retoque sobre los cosméticos utilizados en cuanto degradación o acentuación del color será necesario, y así poder facilitar al cliente un estuche individual del cosmético con este fin.

El maquillaje natural

El estilo natural es uno de los más difíciles de lograr, ya que requiere luz, destreza y buen tino con los colores. Natural significa realzar el aspecto de frescura sin artificios con el mínimo maquillaje posible. Base, entre poca y nada, sobre todo en verano, cuando la piel tiene más color.

Son preferibles los tonos terrosos, neutros: del vainillla pálido y el almendra al café y el marrón, pasando por tonos medios como el gris topo y el terracota. La elección del color es muy personal, ¡aunque las pelirrojas están sensacionales con tonos arcilla y las morenas con tonos café!

El maquillaje básico

Fácil de conseguir y compatible con cualquier paleta de color, aunque los tonos marrones y ocres que hemos usado aquí nunca pasarán de moda. Son terrosos y suaves, fáciles de difuminar y combinan con casi todo. También puedes intensificarlos para obtener un aspecto más extremado o resaltar alguna zona, como hemos hecho con las pestañas.

El maquillaje sofisticado

Las tímidas podéis olvidaros de unos ojos oscuros y espectaculares y unos labios pálidos. La imagen puede matizarse con algo de color en los labios. La sombra de color carbón rodea prácticamente los ojos, y las pestañas se han intensificado con un delineador y un postizo.

Las pestañas postizas no sientan bien a todo el mundo, pero con un poco de práctica su efecto puede ser espectacular. Ponerlas no cuesta tanto como crees.

El maquillaje para maduras

Nuestro color natural se atenúa con la edad: los labios pierden color y la piel pierde brillo. Con colorete y barra de labios puedes devolverle la juventud al cutis, suavizar sus líneas y conferirle un esplendor juvenil. Al madurar, también hay que cambiar de técnicas de maquillaje. A partir de los 35 años, perdemos tejido adiposo y tersura, por lo que el colorete queda mejor aplicado hacia el centro de la cara y en los pómulos.

TARIFAS

  • Maquillaje día / suave
    28€
  • Maquillaje noche
    35€

TENDENCIAS 2018 MAQUILLAJE

Piel efecto nácar
Una piel con aspecto natural pero estratégicamente iluminada arrasa en las pasarelas. Es el efecto ‘glassing’. La tendencia comenzó en las pasarelas de Corea, pero luego se repitió en Nueva York o París. En estos desfiles el estilismo se exagera mucho ya que se trata de un espectáculo literalmente las modelos llegan a mostrar rostros muy nacarados. Luego, en el día a día se busca una mirada, ‘efecto buena cara’.
Un truco es usar iluminador mezclado con un poco de color de barra y extender bien con la brocha, luego agrega un poco de iluminador solo en la parte más alta del pómulo y arrastra hacia la boca

Ojos ahumados en gama de violetas
El violeta, el malva, el morado, el púrpura, o el color berenjena son tonos que se llevarán esta primavera. Si sueles usar el smokey eyes en negro, prueba con estos tonos, el resultado es espectacular. El violeta logró un efecto de calidez en la mirada que no tiene el negro. Recuerda para lograr un buen trabajo ‘ojos ahumados’ necesita varias brochas de maquillaje de tamaños que te ayudan a difuminar bien (no uses una única brocha). Comienza por los tonos más oscuros y ves difuminándo, luego usa tonos más claros con otra brocha diferente y vuelve al oscuro para unificar.

Mejillas con rubor (como cuando te pones colorada)
Buscando un enrojecimiento con efecto natural, pero evidente, justo el que se tiene cuando por alguna razón tus mejillas están más sonrosadas. Para lograr este efecto tienes trucos como  usar un pintalabios en color rosado en las mejillas y difuminar hacia la sienes.

Labios oscuros y mates
¿Quien dijo que la primavera solo era para labios rosa bebé o colores pastel? Este año se llevan los tonos oscuros y mates, (pero no hace falta usarlos tan fuertes como en la imagen inferior). De mañana un poco de color, apenas una pizca junto a barra de labios transparente hidratante (el típico cacao mate) te dará  un aspecto de labios hidratados con color. De tarde y de noche labios mates y oscuros arrebatadores.

Ojos de gato
Esta tendencia lleva varias temporadas, tanto que se llama el efecto ‘cat-look’. Se prolonga el trazo hacia arriba desde el extremo del ojo y desde el lagrimal también se perfila el ojo trazando un pequeño trazo, que luego se difumina. Nuestros favoritos para lograr unos ojos de gato espectaculares.